Publicado: 22 de Enero de 2018

1- La visibilidad debe ser máxima. Las escobillas limpiaparabrisas y las luces, en perfecto estado.

2- Asegúrate del buen estado de la calefacción, para evitar el empañado de las lunas.

3- Llevar siempre cadenas o neumáticos de invierno.

4- Comprobar presión, dibujo y ranuras del neumático.

5- Confirmar el buen estado de los frenos, para la propia seguridad y la de los demás.

6- Si se prevee nieve, el depósito siempre lleno.

7- En situaciones adversas, no tengas prisa y aumenta la distancia de seguridad.

8- Llevar siempre algo de ropa de abrigo, aunque el recorrido sea corto y habitual, nunca se sabe cuándo se puede necesitar.

9- Lleva siempre alguna barrita energética en el coche, por si nos quedamos atascados.