Publicado: 26 de Noviembre de 2018

El anticongelante es realmente un líquido refrigerante que tiene la función de que el motor del vehículo esté en la temperatura óptima de funcionamiento. También tiene propiedades anticorrosivas y anticongelante. 

  • Se aconseja sustituir el anticongelante en cada revisión rutinaria o al cabo de dos años ya que si el líquido refrigerante pierde eficacia, el motor puede sufrir sobrecalentamiento.
  • Si se detecta un nivel bajo de líquido refrigerante es importante acudir al taller para que averigüen la causa y poder repararlo. La principal causa puede ser el desgaste prematuro de las juntas tóricas y manguitos o una avería en la bomba de agua.