Publicado: 18 de Abril de 2018

Según estudios realizados, casi el 8% de los vehículos lleva un neumático con una presión de 0,5 atmósferas, o más, por debajo de lo recomendado.

Debemos recordar que el neumático es la unión entre el asfalto y el coche y por seguridad debemos tener en cuenta los siguientes puntos:

·         Presión correcta.

·         Profundidad del dibujo por encima de 1,6 milímetros.

·         Ausencia de cualquier bulto o corte en los flancos.

La recomendación como límite de seguridad está en no utilizar los neumáticos más allá de los 45.000 kilómetros.